Dolor de espalda

Seguridad e higiene en el trabajo, del hogar (II)

Creo que no está de más ir comentando por aquí (como en la vez anterior) esos “pequeños detalles” del día a día que acaban convirtiéndose en malos hábitos. Costumbres que, tarde o temprano, nos van a pasar factura. Y como el trabajo del hogar es uno de los peor, si no el peor, remunerado, no le vamos a gravar con dispendios extra.

Veamos algunos de esos malos hábitos que van directos contra nuestra espalda y no son difíciles de corregir; si bien requieren de un entrenamiento de nuevos hábitos en tareas que se realizan ya de forma casi automática: barrer, fregar, pasar la aspiradora, limpiar los cristales o mesas grandes, planchar, fregar los platos, trabajar en la cocina, hacer las camas, bañar a los críos o ir a la compra, entre otras.

  •  Barrer y fregar.

Nos aseguraremos de que la longitud del mango de la escoba o fregona, sea suficiente como para alcanzar el suelo sin inclinar la espalda, en caso contrario, se debe de cambiar.

Las manos deben de sujetar la escoba o fregona manteniéndose entre la altura de nuestro pecho y la cadera.

Al barrer o fregar, se debe deslizar la escoba o fregona, lo más cerca posible de nuestros pies, haciéndolo solo con el movimiento de los brazos y no del tronco, de forma que la columna está totalmente vertical y sin inclinarse.

  • Pasar la aspiradora.

Se deben de adoptar las mismas precauciones que al fregar o barrer, flexionando un poquito más la rodilla avanzada.

Pasando la aspiradora.
Pasando la aspiradora. www.cuidatentero.blogspot.com.es

Si hay que aspirar por debajo de un mueble, doblaremos la rodilla retrasada apoyándola en el suelo, de forma que la columna quede recta. En el caso que haya que inclinarla, apoyaremos la mano libre sobre la rodilla o en el suelo.

  • Limpiar grandes superficies.

Al limpiar superficies grandes, como mesas de salón, debemos evitar los movimientos forzados del cuerpo. Debemos ir rodeando la superficie, siempre que sea posible, alargando el brazo pero evitando inclinar la columna excesivamente.

  • Limpiar los cristales.

Cuando se use la mano derecha, debemos de adelantar el pie derecho y retrasar el pie izquierdo, hay que apoyar la mano izquierda sobre el marco de la ventana a la altura del hombro. Transcurrido un tiempo, vamos a invertir la postura y usaremos la mano izquierda.

Debemos de asegurarnos que el brazo que limpie está con el codo flexionado unos 90º y limpiaremos desde el nivel del pecho a nuestros ojos. Para limpiar por encima de ese nivel, deberemos de subirnos a una escalera o taburete manteniendo una mano apoyada vigilando que la espalda esté recta y el peso esté repartido entre nuestros pies y la mano que está apoyada.

  • Planchar la ropa

Al planchar, la tabla debe de ser relativamente alta, llegando hasta la altura del ombligo o ligeramente por encima.

Si estamos de pie, debemos de mantener un pie en alto y apoyado sobre un objeto o reposapiés alternando un pie con otro.

En el caso que tengamos que hacer fuerza, debemos de bajar el pie del reposapiés, retrasándolo con relación al otro pie y apoyaremos la mano con la que no sujeta la plancha en la mesa. De esta forma nuestro peso será mantenido por la mano con la que se apoya y nuestros dos pies, y no lo soportará la columna. En esa postura, utilizaremos el brazo, y no nuestro peso, para presionar la plancha contra la tabla.

Salud postural: planchar
Salud postural: planchar
  • Fregar los platos

Aquí una cuestión importante que pocas veces se tiene en cuenta al amueblar una cocina. Al fregar los platos, es importante que el fregadero está aproximadamente a la altura de nuestro ombligo, de forma que se pueda sostener un plato con nuestra columna recta y con los codos formando un ángulo de 90º manteniendo un pie apoyado en un objeto o reposapiés vigilando que la columna esté recta. Los utensilios fregados se deben pasar de un seno del fregadero al otro, o al escurreplatos,  con los brazos y no con la cintura.

  • Trabajar en la cocina

Si debemos de coger objetos pesados, lo ideal es que estén en la altura entre nuestro pecho y cadera. Si debemos de coger algún objeto al ras de suelo, hay varias maneras de hacerlo. 1 Ponerse de cuclillas frente al armario, si las rodillas lo permiten y no vamos a tardar mucho. Si lo hacemos así, mantendremos los pies ligeramente separados para mantener una buena estabilidad apoyando una mano sobre la encimera. 2 Podemos inclinarnos de forma correcta, colocándonos oblicuamente al armario de tal forma que nos quede por ejemplo, la mano izquierda encima de la encimera, apoyaremos esta mano, e inclinaremos la columna apoyando el peso sobre la pierna derecha elevando la pierna izquierda hacia atrás realizando un levantamiento en báscula.

Rutinas de píe.
Diversas posturas a tener en cuenta. Higiene postural. Desde www.vitonica.com –
  • Hacer las camas

Nos situaremos en frente de la cama y depositaremos las sábanas sobre la cama y las fijaremos por debajo de las esquinas de la siguiente manera: Nos situaremos delante de una esquina, con la punta de un pie frente al borde y el otro paralelo al borde que forma la esquina. En esa postura, se deben flexionar las rodillas, levantaremos la esquina del colchón con la mano cuyo pie está frente al borde de la cama si es necesario, estirando las rodillas para ayudarnos y con la otra mano, pasaremos la sábana por debajo.

En el caso de que nos duela la espalda, nos podemos arrodillar frente a la esquina y fijar los extremos de la sábana. En este caso, para levantarnos, deberemos de apoyar los antebrazos en la cama.

Si la cama está en la pared, separaremos la cama de tal manera, que podamos rodear completamente.

Hacer las camas
Hacer las camas
  • Ir a la compra

Si transportamos la compra usaremos un carro. Si no tenemos carro, deberíamos de repartir el peso de forma equilibrada entre ambos brazos manteniéndolo lo más cerca posible del cuerpo evitando de transportar más de 3 kilos en cada brazo.

Higiene postural. Ir a la compra
Higiene postural. Ir a la compra. www.eede.es
  • Con los niños.

Los padres y abuelos deben cuidar su espalda al realizar determinadas actividades, como coger a los niños de la cuna, bañarlos, enseñarles a andar y pasear. También, es necesario educar sanitariamente a los niños para que protejan su espalda, al llevar los libros al colegio.

Se debe de cargar al niño, partiendo de pie con las rodillas flexionadas. Nos colocaremos a la esquina de la cuna con el pie derecho atrasado y el izquierdo adelantado flexionar las rodillas y al cargar al niño deberemos ir extendiendo progresivamente las rodillas.

Para introducir o sacar al niño de la bañera, nos colocaremos de pie junto a la bañera con el niño en brazos pegado al centro de su cuerpo a la altura del pecho y cuello. Hay que separar y retrasar una pierna. Apoyaremos la rodilla de la pierna retrasada en el suelo y los codos en el borde de la bañera. Sujetar al niño con un brazo, apoyaremos el otro brazo en el extremo opuesto de la bañera y depositaremos lentamente al niño en el agua. Para sacar al niño, repetiremos la misma operación.

Cuidado niños
Cuidado niños

Gracias por pasar por aquí

Anuncios

2 comentarios en “Seguridad e higiene en el trabajo, del hogar (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s